Balcones pequeños: ¡6 cambios fabulosos!

Tanya harga

Invalid number. Please check the country code, prefix and phone number
Dengan mengklik 'Kirim' saya mengkonfirmasi bahwa saya telah membaca dan menyetujui Kebijakan Privasi bahwa informasi saya akan diproses.
Catatan: anda dapat mencabut persetujuan tersebut kapan saja dengan mengirim email ke privacy@homify.com.

Balcones pequeños: ¡6 cambios fabulosos!

Isabel Rodríguez Isabel Rodríguez
{:asian=>"Asia", :classic=>"klasik", :colonial=>"kolonial", :country=>"country", :eclectic=>"eklektik", :industrial=>"industri", :mediterranean=>"mediterania", :minimalist=>"minimalis", :modern=>"modern", :rustic=>"pedesaan", :scandinavian=>"Skandinavia", :tropical=>"tropis"}  oleh Studio Earthbox,
Loading admin actions …

Contar con un espacio exterior siempre resulta muy interesante en cualquier vivienda aunque, en ocasiones, no siempre se aprovechan al máximo. Tener un balcón es disponer de una ventana al mundo exterior, un espacio de conexión con la naturaleza o el encanto de la ciudad que, en cualquier caso, añade una superficie por explorar a nuestro hogar. El devenir de la rutina diaria, la falta de tiempo o el mítico 'lo haré mañana' pueden terminar por traducirse en un abandono absoluto de un espacio que, bien gestionado, puede resultar de lo más acogedor. 

Si no sabes qué hacer con tu balcón o quieres que luzca el glamour que antaño te enamoró, puede que las transformaciones increíbles de estos 6 balcones te resulten muy interesantes. Porque en homify somos expertos en hacer que vuelvas a reconciliarte con espacios que creías perdidos o encuentres la magia en aquellos que aún estaban por descubrir… ¡Bienvenido a un paseo por la inspiración!

1. Antes: un espacio sin vida

La funcionalidad de una terraza o balcón depende, en buena medida, de las dimensiones disponibles aunque hasta el más mínimo espacio puede resultar especialmente atractivo si se trata correctamente. No siendo excesivamente grande, esta terraza ofrecía unas dimensiones generosas que no estaban nada aprovechadas. Paredes deterioradas, macetas sin vida y un mobiliario poco práctico formaban parte de un diseño nada acogedor.  

Después: la vitalidad en la terraza

Dicen que una imagen vale más que mil palabras y esta muestra una transformación increíble. El viejo mobiliario ha desparecido liberando un espacio cubierto ahora por un manto de césped artificial que crear una sensación muy acogedora. Las paredes se han sometido a un buen baño de pintura y las plantas colonizan cada rincón con macetas de todas las formas y tamaños creando una estampa que invita a disfrutar.

2. Antes: Un balcón simple y aburrido

Esta imagen se repite en multitud de ocasiones sin que ello suponga que termine por convertirse en algo atractivo o acogedor. El mobiliario clásico pretende aportar una funcionalidad a un balcón que no anima nada a disfrutar de las noches estivales o las tardes de primavera en las que el buen tiempo es un reclamo excelente. La falta de vida y la homegeneidad del diseño lo convierten en un balcón simple y aburrido. 

Después: viva el color

Unos coquetos muebles hechos con palets han colonizado el balcón que en la imagen anterior veíamos triste y sin vida. El color inunda cada rincón en forma de vegetación que, poco a poco, coloniza el diseño completado por la introducción de más gamas cromáticas a través de los diferentes textiles. 

3. Un balcón desaprovechado

El punto de partida para cualquier transformación tiene que estar situado en lo que esperamos de un espacio en particular. En este balcón, esa función parece no estar muy clara ya que se acumulan en su interior multitud de objetos y más parece un trastero que una terraza. La ropa tendida del fondo tampoco ayuda a mejorar la perspectiva de una zona amplia llena de posibilidades. 

Después: un universo de posibilidades

La retirada de los elementos que hacían de este balcón un trastero y la introducción del mobiliario apropiado han sido suficientes para obrar el milagro. La terraza se ha convertido ahora en un espacio por explorar en el que poder disfrutar de buenos momentos en torno a una buena cena o una merienda con amigos. La colocación de ciertos accesorios como la lámpara o la curiosa jardinera sobre la mesa añaden un toque de buen gusto a la escena.

4. Antes: un balcón olvidado

¿Quién diría que este balcón forma parte de una vivienda habitada? Cuesta creerlo cuando no hay ningún elemento que haga pensar en la existencia de vida tras la puerta que lo separa de interior. Ni una triste silla, una planta viva o cualquier otra señal llevan a pensar que quienes habitan esta casa tengan mucho interés por el balcón.

Después: un espacio romántico

El cambio no deja lugar a dudas: sí, hay vida en el interior de la casa y, ahora, también en el exterior. Dos cómodas sillas ocupan el espacio principal unidas por una pequeña mesa y descansando sobre un manto verde. Las plantas vuelven a colonizar este pequeño balcón que brilla ahora con luz propia y, también, con el sistema de luminarias de exteriores que le da un punto muy romántico a la escena. 

5. Antes: un balcón abandonado

Lo mismo que veíamos en el ejemplo exterior sucedía en este balcón. Su aspecto no invita a pensar que nadie tenga interés en aprovechar este espacio en el que la única manifestación de vida es la planta que reposa en el alféizar de la ventana. Esta terraza pedía una intervención urgente de los profesionales

Después: un balcón acogedor y coqueto

¿Pensabas que el balcón que te presentábamos estaba condenado al abandono? Nada más lejos de la realidad. La transformación de esta pequeña terraza fue increíble y no escatimó en detalles. Las plantas saludan al exterior desde la barandilla y acompañan en el interior del balcón desde el alféizar de la ventana. Una alfombra de colores viste ahora el suelo que antaño solo ofreciera humedad y dos coquetos sofás y sillones invitan a descansar. Los pequeños detalles en forma de accesorios completan un decorado al que resulta difícil resistirse. 

6. Antes: un balcón poco aprovechado

La inclusión de dos pequeñas sillas no fue suficiente para revitalizar este balcón que, pese a lo reducido de sus dimensiones, tenía un potencial por explorar. La ausencia de más elementos hacía difícil imaginar las posibilidades que escondía un espacio con vistas a la naturaleza. 

Después: un balcón moderno y bien organizado

Varias jardineras rodean, tras la transformación, este pequeño balcón que, entre sus atractivos, incluye ahora una barbacoa en formato mini. Una pequeña mesa y un banco sobre el que descansar mientras el aire acaricia nuestro rostro son suficientes para completar un diseño contemporáneo, funcional y muy seductor. 

 Rumah oleh Casas inHAUS, Modern

Butuh bantuan dengan projek Anda?
Hubungi kami!

Temukan inspirasi hunian